Contra las críticas

El Partido Popular lleva desde que perdió las elecciones deslegitimando todo y a todos en un intento enfervorecido por recuperar el poder caiga quien caiga. No le ha importado hacer uso de la mentira, manipular los sentimientos de la gente y apropiarse de símbolos que eran de todos. Pero ahora ya ha dado un paso más al buscar acabar con la libertad de expresión.

El PP anuncia un boicot a todos los medios del grupo PRISA: El partido exige una rectificación “pública e inequívoca” de las declaraciones que hizo ayer Polanco (elpais.com)

El presidente de Prisa, Jesús de Polanco, ha asegurado que es “muy difícil” estar de acuerdo con la acción política de algunos partidos, especialmente “en unos momentos en que hay quien desea volver a la Guerra Civil”. [...]

“Hay quien desea volver a la Guerra Civil. Acabamos de ver una manifestación que es el franquismo puro y duro”, ha afirmado Polanco, quien ha advertido: “Si estos señores recuperan el poder, van a venir con unas ganas de revancha que a mí, personalmente, me da mucho miedo”. [...]

Jesús de Polanco ha asegurado que si hubiera un partido “de derechas y laico, le apoyaríamos porque es lo que hace falta” en este país, un partido de derechas que entienda la alternancia en el poder como “un cambio de gestión natural”. (Efe / Europa Press)

El PP ha ido más allá de todo lo imaginable pidiendo acabar con un medio de comunicación por el simple hecho de ser crítico con su forma de hacer política. Pueden o no estar de acuerdo, lo mismo que muchos no estamos de acuerdo con las mentiras vertidas por El Mundo o la Cope. Pero solicitar explícitamente desde un partido político el que se acabe con todos estos medios (cosa que no había pasado hasta ahora) sólo puede ser entenderse como una ‘búsqueda’ del pensamiento único que la derecha española tanto añora.

Comunicado de la Coordinadora de Comités de Empresa del Grupo PRISA: Por la libertad de expresión

Los Comités de Empresa de El País, Cinco Días, As, SER-Unión Radio, Prisacom, Sogecable, Canal Satélite Digital y CINTV, empresas del Grupo PRISA, rechazan firmemente el boicot y llamamiento que ha realizado el PP a “accionistas, anunciantes y clientes” que perjudican los intereses de los más de 14.000 trabajadores de este grupo de comunicación. Jesús de Polanco ejerció su legítimo derecho a la libertad de expresión, por lo que consideramos inaceptable la respuesta del Partido Popular. El principal partido de la oposición ha demostrado su incapacidad para encajar la legítima crítica, poniendo incluso en riesgo los puestos de trabajo de una empresa privada, en su afán por aumentar el nivel de crispación en la sociedad española. Consideramos, además, que este es un ataque directo a la libertad de expresión y al derecho a la información.

Entendemos que en lugar de buscar enemigos entre los demócratas, el PP debería condenar y desmarcarse claramente de aquellas tendencias radicales y extremistas que no toleran ni respetan a los profesionales de este grupo cuando realizan su trabajo, tal y como ha quedado puesto en evidencia hoy durante una protesta en Madrid.

Comunicado del Comité de Empresa de EL PAÍS

El Comité de Empresa de EL PAÍS lamenta la incapacidad del Partido Popular de asumir la opinión legítima sobre la derecha española que Jesús de Polanco ha expresado en la Junta General de Accionistas de Prisa.

El Comité rechaza el intento del PP de cuestionar la profesionalidad de cientos de trabajadores que informan de manera plural y seguirán haciéndolo, pese a las presiones y amenazas que puedan recibir. Asimismo, consideramos intolerable el intento por parte de la dirección del PP de apropiarse de “los valores de libertad y democracia”, que pertenecen a todos los españoles gracias al esfuerzo de muchos; entre ellos, y de modo singular, este periódico.

Lamentablemente, no es la primera vez que el PP intenta boicotear a este grupo de comunicación. Baste recordar que el señor Aznar utilizó sistemáticamente el BOE y la justicia para intentar perjudicar a Prisa y en especial a su presidente. La llamada de atención del PP a los “anunciantes, accionistas y lectores” para perjudicar a los trabajadores de este periódico, resulta impropia de un partido político que debe asumir la crítica como parte fundamental de la democracia.

El boicot del PP al anunciar la ruptura de relaciones con Prisa confirma que la apreciación de Jesús de Polanco sobre la incapacidad de la clase política española para encajar las críticas está bien fundamentada. Consideramos que en lugar de romper con el Gobierno, con la mayoría del arco parlamentario y con el mayor grupo de comunicación del país, el PP debería distanciarse de una extrema derecha que trata de enturbiar la convivencia democrática en España.

Los trabajadores de El País instan a la dirección del PP a que no obstaculice su labor informativa y respete las reglas democráticas que inspiran el derecho constitucional a la libertad de expresión.

2 Comments

  1. Àlarik
    Posted March 24, 2007 at 4:04 am | Permalink

    Lo he leído hace nada en el periódico y he flipado, con éste gesto no han hecho más que dar la razón a todos los que les acusan de franquistas y de no seguir las normas del juego democrático.

    Independencia para catalunya ya, cojones, que gracias al PP éste país cada día me da más miedo.

  2. Akiko-chan
    Posted March 27, 2007 at 2:59 pm | Permalink

    Parece mentira hasta dónde son capaces de llegar… y lo peor de todo es que la situación no va a ir a mejor. La manifetación de aquel fatídico sábado en Pamplona ya daba miedo (además de ser repulsiva) ¿Estamos ante el inico de algo? Así sólo consiguen radicalizar al otro extremo.

    Mi primico de 4 años es más listo que todos ellos juntos, y eso que todavía no me llega a la cintura…ah, bueno, y al menos pronuncia bien todas las letras XDDD

    SaLuDoS pRiMaVeRaLeS

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*