Caza de brujas en Polonia

Estos días me ha resultado muy indignante lo que está ocurriendo a nivel de derechos humanos en Polonia, país que -cabe aclararlo, por si acaso- pertenece a la Unión Europea. De hecho, es por esto último que encuentro las noticias tan preocupantes, pues que pasase en Tanzania o Irán me sorprendería poco, después de todo.

Para entender un poco el contexto: en Polonia gobierna un tripartito de fuerzas de derecha constituido por la Liga de las Familias Polacas, el partido Ley y Justicia, y el agrario Autodefensa. Los jefes de Estado (presidente) y jefe de Gobierno (primer ministro) son, respectivamente, los gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski, conocidos ya por sus políticas como los “terrible twins”.

Recientemente este gobierno aprobó la llamada Ley de Lustración, “que obliga a cientos de miles de personas (profesores, directivos de empresas públicas, periodistas, funcionarios, abogados, etc) a confesar si colaboraron con la policía política del régimen comunista desaparecido hace 17 años” (elpais.es) Dicha ley entró ya en vigor el pasado día 15.

La novedad en la actual caza de brujas es la deriva homofóbica con las recientes declaraciones de su Presidente a la cabeza, al afirmar que “si la homosexualidad se promoviera a gran escala, la raza humana desaparecería“. Cabe destacar como curiosidad que, según filtraciones de los Servicios Secretos Polacos, su hermano Jaroslaw es homosexual.

El último paso en este asunto lo ha dado el viceministro de Educación, Miroslaw Orzechowski, quien ultima ya una ley que (y cito a Cuatro.com) “pretende castigar a cualquiera que promueva la homosexualidad y prohibir que se hable de ella en colegios y universidades. Si un profesor reconoce que es gay, será despedido e incluso podría ir a la cárcel”. Pero bueno, para tranquilizar al personal, Orzechowski aclara que “no afectará de ninguna manera a los derechos de los homosexuales que padezcan esta aflicción”. Entonces bien…

Mientras tanto -y esto es quizá incluso lo más alarmante- la Unión Europea observa con preocupación, pero afirma no tener capacidad de maniobra ante un asunto de política interna sobre el cual no tiene competencias. Vamos, que para pescar anchoas en el Cantábrico hay que consultar a Bruselas, pero si se trata de saltarse los derechos humanos de millares de ciudadanos europeos, no hace falta pedir permiso.

4 Comments

  1. Marcos FJ
    Posted March 21, 2007 at 10:20 am | Permalink

    Así va el mundo, con retrógrados al poder.

  2. Àlarik
    Posted March 22, 2007 at 1:15 pm | Permalink

    Pa flipar… pero un rato bien largo, lo peor es que luego va y no dos ni tres sino chorrocientos de personas votan a esos degenerados y en el poder siguen…

    Cosas así le hacen perder a uno la fe en la democracia… y en la supuesta superioridad intelectual de los humanos ante el resto de animales.

  3. Naeros
    Posted March 27, 2007 at 3:12 pm | Permalink

    Polonia está retrocediendo a pasos agigantados.
    Para cuando se den cuenta el país estará hecho un asco, estos gobiernos nunca hacen nada bien…

  4. Manu
    Posted April 18, 2007 at 1:32 am | Permalink

    Realmente preokupante lo ke está pasando en Polonia.

    Preokupante también la pasividad a la ke la UE nos tiene akostumbrados…

    De todos modos que esperabamos de un partido ke se autoproclama como representantes de Dios en Polonia?

    En fin, Polonia, lamentandose por los perseguidos en el nacismo y ahora ellos hacen lo mismo.

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*